Cómo hacer un presupuesto

Antes de crear un presupuesto, deberás tener una radiografía de tu estilo de vida

La elaboración de un presupuesto es un paso fundamental para la organización de las finanzas familiares. Se recomienda elaborar uno anual, para tener una imagen completa de nuestros compromisos, y uno mensual, para el manejo cotidiano.

Sigue éstos pasos:

  1. Monitorea tus egresos. Lleva cuenta de cada centavo que gastes durante un mes. Este ejercicio es fundamental, porque aunque los gastos constantes -como la renta o el teléfono, son muy evidentes, los gastos variables –como alimentos o entretenimiento, son más difíciles de contabilizar. Aún más escurridizos son los gastos hormiga lattes,..
  • Clasifica los gastos variables en rubros como ENTRETENIMIENTO, ALIMENTOS, RESTAURANTES. Distingue entre necesidades y gustos.
  • Toma en cuenta los egresos por concepto de pagos de tarjetas de crédito e intereses de financiamientos.
  • No olvides incluir los gastos bimestrales o periódicos –como pago de servicios o consultas médicas, sacando un promedio mensual.
  1. Determina tus ingresos. Incluye el salario mensual después de impuestos (y de los familiares que contribuyan a tu hogar) y otros ingresos (bonos, honorarios, ganancias de negocio, pensión alimenticia). Si tus ingresos son muy variables, determina un promedio mensual.
  2. La radiografía. Ahora sólo queda hacer una operación matemática muy sencilla: restar los egresos mensuales a sus ingresos mensuales.
  • Si el número es positivo, ¡felicítate!, pero nos salgas corriendo a comprar una televisión nueva. Designa una porción de la suma excedente a un fondo de ahorro, y otra al pago pago de deudas. Y luego, ¡claro!, te puedes dar un gustito.
  • Si el número es negativo, no entres en pánico. Determina si puedes recortar los gastos de alguna de las categorías no esenciales, o hacer otros ajustes. También será indispensable buscar formas de aumentar tus ingresos.

Pero lo más importante: respeta este diagnóstico. Trátalo como a un miembro de la familia. Visítalo frecuentemente y asegúrate que siga siendo un reflejo fiel de tu estilo de vida y realiza ajustes de acuerdo a las necesidades.

  1. Establece metas de gasto. Por ejemplo, si te diste cuenta que el gasto en algún rubro, por ejemplo COMUNICACIONES o ENTRETENIMIENTO, es muy alto, decide cuánto deberías estar gastando cada mes para en ese rubro, y define estrategias para lograrlo.
  2. Más vale prevenir. Algunas ideas para que tus finanzas fluyan mejor:
  • Si tienes que hacer un pago fuerte en determinado mes, separa una cantidad proporcional mensualmente, para que no te desequilibre el gasto.
  • Planea antes de un mes “pesado”, como diciembre, cómo vas a manejar los gastos adicionales
  • Presta atención a los rubros que vuelven a subir. Ellos frecuentemente indican el regreso de un mal hábito, por ejemplo, el sobregiro en tarjetas de crédito.

Contributor:

Sharon R

¿Quieres cotizar un artículo para empeñar o vender?
¡Comencémos!

Pedir Propuesta


CashCo Pawn Shop y cualquier tercero o persona que aparece en este artículo no está recomendando específicamente ningún producto o servicio financiero en particular. La información mostrada es sólo con fines ilustrativos y no pretende ser una asesoría financiera, legal o fiscal. A menos que específicamente sean identificados como tal, los individuos entrevistados o enumerados de otra manera en esta pieza no son clientes, empleados ni afiliados de CashCo Pawn y las opiniones expresadas son suyas propias. Por favor, consulte con un asesor financiero, fiscal o abogado para obtener asesoría específica para su situación financiera. Las promociones están sujetas a cambios sin previo aviso, se aplican condiciones, consulte con la tienda las reglas de participación.